Qué alimentos son tóxicos para los perros

Los perros pueden ser oportunistas cuando se trata de comer bocadillos sabrosos, pero no todas las comidas y bebidas diarias son seguras si entran en contacto con ellos. En esta oportunidad, conozcamos qué alimentos son tóxicos para ellos, todo con el fin de evitar problemas que afecten directamente a su salud.

Por lo general, los perros son animales que siempre se mantienen activos, es por ello que necesitan ser alimentados debidamente para que no tengan ningún tipo de afección y vivan tranquilos y felices a lo largo de su vida. Es un hecho que cada perro pueda tener una dieta especial, de acuerdo a algunas particularidades relacionadas a su metabolismo u otras condiciones similares, por lo que es recomendable que visiten a un veterinario.

Cebollas, ajos y cebolletas

La familia de las cebollas, ya sean secas, crudas o cocidas, es particularmente tóxica para los perros y puede causar irritación gastrointestinal, además de un severo daño a los glóbulos rojos. Los signos de enfermedad no siempre son inmediatos, por lo que pueden aparecer hasta unos días después.

Chocolate

Por muy atractivo que sea el chocolate para los humanos y los perros, el chocolate es otro alimento venenoso para estos animales. El chocolate contiene un estimulante llamado teobromina que es tóxico para los perros y puede causar insuficiencia renal. El más letal de los chocolates es el chocolate negro porque tiene el mayor contenido de teobromina.

Nueces de macadamia

Las nueces de macadamia contienen una toxina que puede afectar los músculos y el sistema nervioso de su perro y provocarle debilidad, hinchazón de las extremidades y jadeo. Aunque no sea un alimento común, es bueno tomarlo en cuenta para evitar que su perro lo coma.

Maíz en la mazorca

El maíz en la mazorca podría ser potencialmente fatal si su perro lo ingiere. Aunque los perros digieren el maíz, la mazorca en sí puede causar un bloqueo en el intestino de su perro, por lo que se aconseja ser cautelosos cuando sus perros, por ejemplo, busquen entre la basura.

Aguacate

Los aguacates son otro alimento venenoso para los perros. Las plantas de aguacate contienen una sustancia llamada Persin que se encuentra en sus hojas, frutos y semillas y puede causar vómitos y diarrea en los perros.

Edulcorante artificial

Nuestro deseo de golosinas, así como las gomas de mascar y bebidas junto con productos bajos en grasa, dietéticos y sin azúcar, en las que incluyen algunas mantequillas de maní, a menudo se combinan con un edulcorante artificial llamado xilitol, el mismo que causa una liberación de insulina en nuestros cuerpos. Sin embargo, si su perro digiere uno de estos alimentos endulzados, puede sufrir una hipoglucemia que está relacionada con insuficiencia hepática y trastornos en la coagulación sanguínea.

Alcohol

Así como sucede en los humanos, el alcohol tiene un gran impacto en los perros, incluso con pequeñas dosis. Las bebidas con alcohol no solo causan intoxicación como lo hace en los humanos, sino que también pueden provocar enfermedades digestivas como la diarrea y hasta incluso daños en el sistema nervioso central.

Huesos cocidos

Darle a su perro un hueso crudo sin cocer para que mastique es genial, pero evite los huesos cocidos por completo, pues estos pueden astillarse fácilmente y en grandes cantidades llegan a causar estreñimiento o, en el peor de los casos, una perforación intestinal que puede ser fatal.

Uvas y pasas

Las pasas se encuentran en muchos de los alimentos que nos encanta comer, como los pasteles, galletas y cereales, por lo que no solo debemos preocuparnos por la forma de la fruta. Se desconoce el ingrediente activo que causa la toxina, sin embargo, tanto las uvas como las pasas pueden causar daño hepático grave e insuficiencia renal en los perros, por ello es bueno evitar su consumo.

¿Qué debo hacer si mi perro ha comido alguno de estos?

Si se consumen, incluso pequeñas cantidades de cualquiera de estos elementos, pueden ser fatales, así que es mejor actuar siempre de inmediato y llevar a su perro al veterinario de más confianza. Los perros pueden ser muy sensibles a algunos alimentos, mientras que los mencionados llegan a ser fatales. Es bueno preguntar a un veterinario qué dieta es la ideal para cada caso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Post